miércoles, 11 de abril de 2012

Cambios...

La soledad vencida por un sueño feliz descansa inerte al acecho de la caída de los soñadores que jugamos al equilibrio en las lianas de los sentimientos sinceros...

A veces la veo frotarse las manos y lamerse los labios con esa mirada nerviosa y esa postura inquietante de quien espera ansiosamente un suceso inminente...

A veces la veo melancólica con la mirada perdida y sé que irónicamente me extraña...

¡Ahh! soledad toma una dosis de tu propia medicina, y borra las esperanzas de volver a estar conmigo porque aunque vuelva a tus brazos un día, me acompañarán los recuerdos y los sentimientos adquiridos de mis vivencias lejos de ti…

No hay comentarios:

Publicar un comentario